Lo que Jerry Seinfeld y tus michelines pueden enseñarte para alcanzar tus objetivos en RR. PP.

Todos tenemos metas, tanto en nuestra vida personal como en el trabajo. Pero a veces permanecen fuera de nuestro alcance, sin importar cuánto empeño pongamos en ello. Las relaciones públicas son una profesión que se caracteriza por un alto nivel de imprevisibilidad, por lo que establecer objetivos y cumplirlos puede ser especialmente difícil. Pero hay algo que puede ayudarte a conseguirlo: la siguiente historia te lo mostrará.

Imaginemos que tu objetivo es librarte de esos kilos de más que han aparecido de repente alrededor de tu cintura. Digamos que entras en el gimnasio, calientas un poco, haces algunas flexiones, pasas de una máquina a otra y finalmente terminas tu entrenamiento con un par de kilómetros en la cinta de correr.

Eso está muy bien. Probablemente disfrutaste el entrenamiento (o, al menos, terminarlo) y deberías sentirte bien contigo mismo, ¡te lo has ganado! Pero, por algún motivo, tus michelines no terminan de desaparecer. ¿Por qué? Te lo explicaremos. Pero primero, déjanos contarte una historia.

La Estrategia Seinfeld

Un joven aspirante a cómico llamado Brad Isaac le preguntó una vez a Jerry Seinfeld cuál era el secreto de su éxito. Respondió lo siguiente:

  • Dijo que la forma de ser mejor cómico es pensar mejores bromas y, la forma de crearlas, escribir todos los días.
  • Me dijo que consiguiera un gran calendario de pared con todo el año impreso en una sola página y que lo colgase en una pared prominente. El siguiente paso fue conseguir un subrayador rojo.
  • Dijo que por cada día que escribiese, pusiera una gran X roja. “Después de unos días tendrás una cadena que crecerá más y más cada día. Te gustará ver esa cadena, especialmente cuando hayas completado varias semanas. Tu único trabajo a continuación es no romper la cadena.”

Esto es ampliamente conocido como “La Estrategia Seinfeld“, y es un simple ejemplo de cómo midiendo tus esfuerzos haces que tu meta sea visible y accesible. El hecho de que puedas ver cómo la cadena se alarga cada día sirve como poderoso factor motivador. Y, al mismo tiempo, especifica qué parte de tu trabajo necesitas mejorar.

Ya casi estamos

Ahora, volvamos a tu cintura. Lo que salió mal durante tu entrenamiento fue que no mediste tu rendimiento: no contaste tus repeticiones, peso, velocidad… Eso no permite sentar una base para saber si está mejorando tu fuerza o resistencia, o para planificar con anticipación. Empieza a contar y te darás cuenta de que, en realidad, estás adelgazando.

La conclusión es esta: las cosas que medimos son aquellas que mejoramos. Hacer un seguimiento de tu progreso es la única forma de saber si te estás acercando a tu objetivo. Esto es cierto sin importar lo grande o pequeña que sea la meta.

En Hypefactors, convertimos tu trabajo de RR. PP. en valor concreto al permitirte medir y mejorar tus esfuerzos de manera eficiente. Medir las relaciones públicas es difícil: Hypefactors lo simplifica. Aprende más sobre nuestro software.

2019-03-29T10:33:38+00:00marzo 29th, 2019|